Archivo de la etiqueta: niños de 4 años

Mamá me aburro…

Estándar
Mamá me aburro…

“Mamá me aburro”,  esta debe ser una de las frases más oídas cuando los niños están de vacaciones… pero para que no desesperemos… os propongo una manualidad muy fácil.

Como ya sabéis que me gusta aprovechar los juegos para aprender, y esta vez le tocó al inglés; así que ahí va una divertida manera de repasar el vocabulario de esta época del año.

INSTRUCCIONES

Para falicitar el trabajos de los papás, canguros, etc… aquí os dejo un din-A4 listo para imprimir!!!!

comecocos IMPRIMIR

A demás de jugar luego con la figura, se lo pueden pasar genial haciendo ellos mismos el juguete;

_MG_6225 _MG_6223 _MG_6228 _MG_6240

Ahí van algunas REGLAS DEL JUEGO;

1. Pide a un amigo que diga un número (in english please)

2. Alterna las dos direcciones a la hora de abrir el modelo y, a la vez, vete contando el número que te han dicho.

3. Cuando pares pide a tu amigo que elija un color de los que hay abiertos (in english please)

4. Levanta el triangulo que corresponda para desvelar la palabra que hay escrita debajo.

5. Hay que leerla en inglés y preguntar a nuestro amigo si sabe que quiere decir lo que hemos dicho.

Aaaaaa….. ¡JUGAR!

Anuncios

Otoño con ojos de niño

Estándar
Otoño con ojos de niño

Si hay algo que he aprendido de mis niños es a ser entusiastas de la vida.

Justo en esta época en la que a los adultos nos entra cierta morriña del verano, cuando empieza a cambiar la estación, justo después del agotador cambio de armario (ropa de verano por la de invierno) ¡¡¡empiezan a caer las hojas!!!

“¡Mamá qué bien! ¡Mira que hojas para saltar sobre ellas!” y… te dicen en un día de lluvia; “¿me pones botas de agua? ¡Bien así podre saltar en los charcos!”

Y así recibimos algunos a nuestros niños después de un divertidísimo día de lluvia; con las botas llenas de agua y los calcetines empapados como una esponja!!! Pero con una sonrisa de oreja a oreja. Sabemos que han disfrutado de lo lindo, a pesar de nuestras preocupaciones, por sus probables constipados.

Y así, con ojos de niño, os propongo una manualidad clásica y mágica.

  1. Podéis preparar el material un día de sol, pidiendo a los pequeños que os ayuden a recoger hojas del parque, de la calle, o el campo.
  2. Preparar el resto del material será más fácil;  folios blancos, ceras o “plastidecor”.
  3. Solo tenéis que colocar las hojas debajo de los folios y pasar las ceras por encima, coloreando suavemente toda la zona que ocupa la hoja.
  4. Veréis aparecer la hoja de debajo como si fuera un calco.

 

Os dejo un enlace con otras ideas para hacer con hojas!!!

Álbumes de cromos de toda la vida

Estándar
Álbumes de cromos de toda la vida

Este año hemos iniciado el curso con unos compañeros de juegos de toda la vida. A mis dos “Zipi y Zape” de 6 y 4 años cada uno, les ha entrado la fiebre del futbol. Son muy graciosos porque aun no acaban de entender esto de la liga y los mundiales… me preguntan;  Mamá… ¿Por qué hay veces que animas a España y luego nos dices que no es lo mismo que el Español?, pobrecitos!!! Jajaja vaya lío tienen.

El caso es que como a tantos niños, un día un periódico bien conocido, nos regalo un álbum de cromos de la liga 2012-2013, ¡qué emoción! Y no sé yo si será el gen masculino (la abuela es muy futbolera, y es mujer), o solo una obsesión por entender cómo funcionan estos equipos, pero estos dos Zipi y Zape, no pasa un día sin que se acuerden de mirar con afición el álbum de la liga.

Así que se me ocurrió aprovechar algo que les encanta, con algo que no les gusta tanto. A mi Zipi, de 6 años, al que no le gusta mucho leer (todo llegará), le propuse un reto. Se trataba de leer cada día, para ganarse 10 céntimos. Le hice un dibujo con los céntimos que cuestan los cromos, y eso implica leer 6 días a la semana. Hemos hecho una pequeña hucha, donde va guardando estos 60 céntimos, y cuando llega el sábado, le acompañamos al kiosco y él sólo compra los cromos. Evidentemente le he tenido que buscar un recurso similar a Zape, de 4 años… porque no podía ser menos. Así que lo hemos adaptado a cumplir su encargo en casa; ayudar a recoger el desayuno.

niños jugando a cromos

Tengo que decir que este pequeño proyecto va viento en popa!!! Mis niños están aprendiendo a tener paciencia… porque cada día quieren cromos, y se tienen que esperar a el sábado, también aprenden a ser laboriosos y constantes, porque la lectura o los encargos son cada día, no vale leer hoy doble y ayer nada… Y por último están aprendiendo a apreciar el valor material de las cosas, pues saben lo que les cuesta ganar 60 centimos, y que una barra de pan cuesta el doble!!!

Me ha gustado mucho descubrir que con una cosa tan pequeña como esta colección de cromos de futbol, les puede hacer tan felices y encima se puede aprovechar para aprender tantas cosas.

Feliz colección y feliz liga!!! Que gane el mejor!!!